Ir al contenido principal

Ecosetas Canarias y Alternative Ink ganan los Premios Emprendedor Junior Fyde CajaCanarias 2017


La La iniciativa empresarial Ecosetas Canarias, propuesta por las alumnas Vanesa Carballo y Estefanía Hernández, del Instituto de Enseñanza Secundaria Agustín de Betancourt, y la iniciativa Alternative Ink, desarrollada por la alumna del Centro de Formación Profesional CESUR Gran Canaria, Sonia Campo Martín, han sido las ganadoras de los premios Fyde-CajaCanarias Emprendedor Junior, correspondientes al curso académico 2016/2017, con los que se trata de identificar y poner en valor el talento emprendedor que se está impulsando  en los Centros de Formación Profesional de Canarias.
Ecosetas Canarias es un proyecto empresarial para el cultivo de setas, empleando como sustrato los posos del café, apoyándose en unos principios de sostenibilidad y basándose en una economía circular. El proyecto parte de la idea de que el café es la segunda mercancía más comercializada del mundo, tras el petróleo, y en la elaboración del café se estima que el 98,2 por ciento del producto nunca llega a la taza y acaba en el vertedero. Allí, mezclados con otros desechos, se convierten en uno de los residuos orgánicos más contaminantes y que más gases de efecto invernadero emiten. No obstante, su potencial como sustrato de cultivo son enormes y se estima que cada kilo de desecho de posos de café puede generar, al menos medio kilo de setas cultivadas.
Las promotoras de esta iniciativa, Vanesa y Estefanía, son alumnas del ciclo formativo de grado superior en Administración y Finanzas del IES Agustín de Betancourt del Puerto de la Cruz, tutorizadas en el diseño del modelo de negocio por su profesor Víctor Ventura, en el que plantean localizar la planta productora de setas en el Norte de Tenerife, a partir de una inversión de 136.000 euros, para una producción estimada de 80.000 kilos de setas en el primer año.

Entradas populares de este blog

Hacerse pis en la piscina

Científicos de la Sociedad Americana de Química acaban de publicar un estudio que justifica la preocupación de muchos bañistas por la posibilidad de que se orine en las piscinas, tras descubrir que la mezcla con el cloro puede dar lugar a sustancias que pueden resultar dañinas para la salud, detectaron la aparición de dos nuevos compuestos, la tricloramina (NCl3) y el cloruro de cianógeno (CNCl). El problema, según han apuntado, es que la primera de ellasestá asociada con problemas pulmonares y la segunda también puede afectar a los pulmones, así como al corazón y al sistema nervioso central. Aunque el sudor también contiene ácido úrico, los científicos calculan que más del 90 por ciento de su presencia en las piscinas procede de la orina, por lo queestos recintos podrían volverse más seguros "simplemente si los nadadores orinaran donde deben"...